Petra, Jordania

En el valle del Aravá, cerca de la frontera de Jordania con Israel, se ubica una de las 7 maravillas del mundo moderno, la ciudad de piedra, más conocida como Petra. La antigua capital del reino Nabateo debe su nombre a que se encuentra completamente excavada en la piedra, lo que la convierte en un magnífico y mágico lugar que seguro nos asombrará.

Entre sus edificios, el más famoso, por su aparición en la película de Indiana Jones y la Última Cruzada, es el Tesoro (Khazneh), situado en un angosto barranco excavado por antiguas aguas fluviales.

Pasado esplendoroso de Petra

En el siglo VII antes de Cristo, los edomitas fundaron la ciudad, pero fue conquistada por los nabateos un siglo más tarde. Desde entonces, la ciudad fue prosperando, impulsada por el comercio entre Asia, Europa y África, que la convertía en lugar de paso de varias rutas comerciales.

Finalmente, en el siglo VIII, la ciudad de Petra fue abandonada por sus habitantes ante su declive, provocado por varios terremotos y el cambio en el comercio internacional, que desvió sus rutas hacia nuevos mercados y ciudades comerciales. Más tarde, en 1812, sería descubierta de nuevo por el explorador suizo Johann Ludwig Burckhardt.

Petra

Arquitectura de Petra

La principal característica de la antigua ciudad de la actual Jordania, es su arquitectura, que la convierte en un destino turístico de primer orden y que la hizo ser nombrada Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1985.

Excavados directamente en la roca, los multiples edificios y templos de Petra, fueron realizados laboriosamente a partir de principios de nuestra Era. A lo largo de los siglos, las excavaciones y los tallados eran cada vez más elaborados y artísticos, llegando a realizar auténticas maravillas de la arquitectura.

Petra

Petra

Petra

Petra

Petra

Enlaces:

Petra
Panoramio

One Response to Petra, Jordania

  1. Entre sus maravillas podemos encontrarnos con el siq o pasadizo que nos conduce a la ciudad escondida de los nabateos, pasadizo que popularizó el cine en películas como la de Indiana Jones y su afamada “Ultima cruzada”. Una vez dentro nos sorprenderá la colosal ciudad diseñada con manifestaciones helénicas, lo cual no es de sorprender si entendemos que el pueblo nabateo, aún siendo de origen árabe, se dejó influir de forma plena por el estilo arquitectónico y escultórico griego. La fachada del Templo es buena muestra de lo dicho. Pero más aún, en el año 106 a.C. la ciudad fue conquistada por el imperio romano, pudiendose visitar en Petra el espectacular Teatro Romano, con capacidad para más de 3000 espectadores, o varias calzadas romanas cuyas ruinas permanecen bastante bien conservadas. La visita a Petra conlleva la visita a su Tesoro, el Propileum y el Monasterio en los que encontraremos de nuevo marcadas influencias griegas. En el interior de la ciudad contemplaremos la bella decoración de las Tumbas, las puertas de entrada a las distintas estancias, y las columnas esculpidas en la piedra y en la zona de excavaciones visitaremos el Alto y Bajo Temenos, y El nicho de la Exedra.

Deja un comentario